24 abr. 2011

Republica a secas (tumornegro)

Después de la caída de la dictadura de Primo de Rivera y el exilio de Alfonso XIII, el 14 de abril de 1931 se proclama la República. Hoy, miles de izquierdistas celebran su 80º aniversario y adjudican a este período como el “más democrático” de la historia de España. Sin embargo, ¿debemos los anarquistas celebrar este día? El término república es utilizado para asignar una forma de gobierno en el cual el jefe del Estado no es un rey, al contrario que la monarquía. Así pues, una república puede ser una dictadura siendo el jefe del Estado el que tiene todo el poder o una democracia representativa con partidos políticos, elecciones, etc… Asimismo, puede ser una república de izquierdas o de derechas, aunque en este país esta palabra lleva implícito el significado de un sistema político de izquierdas.

Aun siendo de izquierdas, no deja de ser un gobierno y como todo gobierno que es, es sencillamente una autoridad establecido oficialmente que, si bien, favorece más a la clase trabajadora que a la casta privilegiada y acomodada, se tendía a pactar con la pequeña burguesía y finalmente con las clases altas. Ahora pues pasemos a analizar los hechos históricos. Tras el triunfo electoral de la coalición de izquierdas, se iniciaron una serie de reformas, que bien mejoraron ciertos aspectos en el ámbito social como las reformas en la educación, pero luego empezó a escorarse hacia la derecha cuando las expropiaciones de tierras iban a un ritmo tan lento que necesitarían muchos años y, a causa de ello, el campesinado andaluz y extremeño se decantó por ocupar las tierras y trabajarlas para ellos mismos. La reacción del gobierno de Azaña fue la represión, enviando a las fuerzas del orden público a imponer el orden. Encontramos el hecho más relevante el caso de Casas Viejas, en que unos veinte campesinos fueron fusilados. Posteriormente a estos acontecimientos, la derecha pudo subir al poder, lo estropearon todo, volvió a ganar la izquierda y luego comenzó la Guerra Civil. Dejémoslo aquí.

Volviendo al presente y respondiendo a la pregunta anteriormente planteada. Después de haber ojeado las páginas de la historia, miramos ahora el panorama actual. Estamos ante una crisis financiera y los Gobiernos europeos están subordinados a las directrices de la Unión Europea y por tanto del FMI, del Banco Central Europeo y del Banco Mundial. Si se instaurara una república, no estrictamente sería de izquierdas y el rey sería sustituido por un jefe del Estado que tendrá las mismas funciones que el rey. Entonces lo único que ha cambiado sería el color del Estado pero no la institución en sí. Podría ser de izquierdas, pero no dejará de ser esa izquierda parlamentaria que, con el paso del tiempo, se dejará seducir por aquellos personajes influyentes poseedores de capital y medios de producción. Así pues no habría cambiado nada, el Estado sigue allí. Tras estos breves argumentos, la respuesta que podemos dar los anarquistas es que no deberíamos celebrar este día, que no deja de ser una falsa ilusión de cambio y conquista de derechos sociales por parte del pueblo.

Que quede claro que los anarquistas no estamos a favor de un cambio en el sistema capitalista mediante reformas, que solo lo perpetuarán mientras contemplamos este espectáculo comúnmente denominado política, así como su cambio de collar o cualquier cambio que siga legitimando y perpetuando la autoridad. Porque no necesitamos un ‘padre’ que nos cuide y nos alimente mientras vive a costa de nosotros. Si queremos recuperar las riendas de nuestras vidas, debemos de aprender a vivir independientemente de cualquier tipo de autoridad oficialmente establecido.

Seja o primeiro a comentar

Publicar un comentario

COLECTIVO ALIA © 2008 Template by Dicas Blogger.

TOPO